52 views
0

Los fabricantes de la Genesis Passenger Starliner, con una amplia flota de naves de transporte de carga y lanzaderas de vanguardia, Crusader Industries, es un titán de la industria aeroespacial. Es una compañía tan poderosa y prominente que compró un Gigante de Gas en el Sistema Stanton para albergar su sede actual. A pesar de este extraordinario éxito, su fundador August Dunlow siempre estuvo orgulloso del compromiso de la compañía con el trabajo caritativo, y hasta la fecha, Crusader Industries sigue siendo uno de los donantes corporativos más generosos para las organizaciones sin fines de lucro en la UEE.

Como dijo Dunlow, “¿de qué sirven las ganancias si no conducen al progreso?”. Con el paso de los años, algunos interpretaron que la cita significa que las empresas deben invertir constantemente en sí mismas para mantenerse a la vanguardia, una estrategia desplegada por Dunlow como CEO. Sin embargo, de acuerdo con Francine Konello, autora de la biografía autorizada de Dunlow, el “progreso” que tan fervientemente abogó Dunlow fue social, más que financiero. El mejoramiento de la humanidad fue una pasión para toda la vida desde que presenció y fue cambiado para siempre por uno de los eventos más impactantes en la historia de la UEE.

NOTA: Este artículo es una traducción lo más fiel posible a la original y solo se cambian palabras y frases para una mejor comprensión. La referencia al artículo original lo encontrarán al finalizar el presente Post, en la sección de “Fuente del Artículo”.

INOCENCIA PERDIDA

August Dunlow se despertó temprano el 12 de agosto del año 2781. Demasiado emocionado como para dormir, se puso su uniforme, desayuno y corrió a la escuela. El niño de once años fue uno de varios estudiantes modelo seleccionados para colocarse en una posición prominente a lo largo de la ruta del desfile a través de Angeli y agitar con entusiasmo la bandera de la UEE cuando el Imperator Messer X pasara. Dunlow cumplió de todo corazón con su deber, y luego observo de lejos como la cabalgata del Imperator atravesaba por el Puente Caravac hacia el Estadio Khanos. Tania una vista perfecta cuando el estadio explotó, expulsando escombros y formando el caos por toda la ciudad. La violencia desencadenó un golpe de estado por parte de miembros militares insatisfechos. Después de una noche de intensas batallas, el Imperator Messer X estaba muerto, y su cruel y ambicioso hijo Linton, que había organizado secretamente el ataque con su hermana Fionna, se apresuró a reclamar el trono. Este histórico momento no solo cambió a la UEE, sino que condujo a Dunlow por un camino que lo llevaría a la creación de Crusader Industries.

La destrucción del estadio Khanos terminó con la vida de la madre de Dunlow e hirió gravemente a su padre. Ellos, y como muchos residentes de Angeli, debieron asistir a la ceremonia de apertura del estadio. A raíz del desastre, Dunlow abandonó la escuela para ocuparse de las extensas lesiones de su padre. Al principio, el chico encontró trabajo con las cuadrillas contratadas para despejar escombros, pero ese trabajo pronto acabó y no pasó mucho tiempo antes de que Dunlow y su padre se encontrarán en la indigencia. Sin dinero para parar un hogar, y mucho menos los medicamentos necesarios para mantenerlo con vida, su padre falleció durante el año y medio que Dunlow paso en las calles. Fuera de la muerte de su padre, se sabe poco sobre ese momento de su vida. Dunlow se negó a contar este periodo con nadie, incluyendo a sus amigos cercanos. Lo que ha dejado en claro es que finalmente logró abandonar las calles gracias a la generosidad de Angeli’s Angels, un refugio para personas sin hogar y sin fines de lucro para jóvenes. Este increíble acto de bondad no fue olvidado, e inspiró a Dunlow en su primera cruzada para mejorar la UEE.

ACTIVISMO ANTICIPADO

Dunlow recibió una beca para estudiar en la Universidad de Angeli y se especializó en ciencias empresariales y políticas. Se convirtió en un ferviente activista anti-Messer y demostró ser experto en convertir las ideas en realidad, inspirando a otros por la causa. Su perfil público creció junto con el tamaño y el alcance de los mítines anti-Messer que comenzó a organizar.

Un día, una enfermedad le impidió subir a una nave que lo llevaría a una gran cumbre anti-Messer en Terra. La nave explotó en la atmósfera, matando a todos a bordo. El Departamento de Transporte y Navegación lo consideró un trágico accidente, pero Dunlow y otros dudaron de las investigaciones. Temiendo que los disidentes políticos fueran blanco de un asesinato, sus compañeros activistas pasaron mediante contrabando a Dunlow al espacio Xi’an, donde permaneció oculto y trabajó entre bastidores. Sin embargo, cuando la Masacre de Garron II ocurrió en el año 2792, se negó a permanecer oculto por más tiempo. Con la ayuda de los Xi’an apoyándolo en la causa, resurgió para organizar protestas masivas en Angeli. Las mareas de la historia habían cambiado, y el régimen de los Messer fue derrocado en cuestión de semanas.

Tras la caída de los Messer, Dunlow se mudó a la Tierra y se convirtió en un prominente defensor de la reforma del gobierno. Se unió a una empresa de cabildeo de derechos civiles y los pasillos del poder pronto acabaron con su ingenuidad, haciendo que Dunlow se diera cuenta de que las mejores intenciones no significaban nada sin el apoyo financiero. Correcto o incorrecto, aquellos con bolsillos profundos podrían garantizar que sus voces fueran escuchadas. Fue entonces cuando decidió que, si realmente quería hacer una diferencia, tendría que cambiar al sector privado.

La caída del régimen de los Messer llevó a la UEE a cancelar muchos contratos gubernamentales. Dunlow reconoció que existían créditos que podrían ser utilizados para apoyar a organizaciones benéficas. También se dio cuenta de que su acercamiento con los Senadores lo dejó con una extensa lista de contactos que podrían ayudar a asegurar tal contrato gubernamental. Ahora, todo lo que necesitaba era una compañía que pudiera conseguir uno.

SERAPHIM SYSTEMS

Dunlow busco una empresa existente que no maximizara su potencial. Seraphin System, un pequeño fabricante de lanzaderas con base en Tram, se convirtió en su objetivo. La compañía fabricaba excelentes lanzaderas planetarias, pero en cantidades limitadas. Habían comenzado a perder negocios porque los clientes no estaban dispuestos a esperar los largos plazos de entrega y no podían encontrar el capital para expandir sus operaciones debido a su ubicación. Unos años antes, las empresas habían huido de Asura tras las acusaciones infundadas del Imperator Messer XI. Al temer de las sanciones gubernamentales como retribución, los fondos habían caído del mercado y la economía local casi se derrumbaba. Dunlow pensó que, si pudiera obtener inversionistas externos, podría acelerar la producción y hacer crecer rápidamente a la compañía sin mucho gasto de capital. También sabía que sería políticamente ventajoso para los senadores otorgar contratos del gobierno a una compañía en un sistema perjudicado por el régimen de los Messer.

Dunlow compiló un plan de negocios, cortejó a los inversionistas y ofreció comprar una participación mayoritaria en Seraphim Systems. Para su sorpresa, la junta directiva de la compañía se reunió con la CEO Janna Malone y rechazó la oferta. Se iniciaron largas negociaciones entre las dos partes, pero casi se descarrilaron en un solo punto de conflicto, el nombre de la compañía.

A Dunlow no le gustaba “Seraphim”, pero Malone argumentó en contra de un cambio. Al igual que los anteriores directores generales de Seraphim, Malone era una persona profundamente religiosa que creía que la imagen era esencial para su identidad. Dunlow pasó un fin de semana con Malone y su familia explicando su deseo de utilizar la compañía como plataforma para promover un cambio positivo. Una vez más, sus poderes de persuasión prevalecieron, y se comprometieron al llamar a la empresa “Crusader Industries”. Como Malone escribió a sus empleados en la víspera de la venta, “Nuestro nuevo nombre, Crusader Industries, debe ser considerado como un compromiso de la compañía no solo para innovar y mantenerse a la vanguardia de nuestro campo, sino para defender vigorosamente lo que es moralmente justo a través de este planeta, sistema e incluso el Imperio”.

AVANCE Y EXPANSIÓN

Crusader Industries se incorporó oficialmente en el año 2799 y, como parte de la venta, Dunlow se convirtió en CEO. Desplegó el capital inicial del inversor para expandir las operaciones y utilizó sus contactos en el Senado para obtener un contrato con el gobierno en el año 2801. Ese año marcó grandes ganancias para la compañía y la inauguración de una política que continúa hasta el día de hoy: una parte significativa de esas ganancias se destinaron a causas benéficas.

La compañía creció constantemente, pero Dunlow estaba ansioso por expandir sus donaciones. Para hacer eso, tendrían que ir más allá de sus contratos con el gobierno y asegurar un mayor margen de ganancia en el sector civil. Sin embargo, la competencia feroz dificultó aún más la expansión en el mercado existente. Para que Crusader realmente se convierta en la compañía que Dunlow imaginó, necesitaría otra gran idea. Nadie anticipó cuán grande sería.

Dunlow le dio crédito a Axel Adamson, entonces gerente de bodega, por la idea que cambió para siempre a Crusader. En un llamado a conferencia que abordaba los retrasos en la producción causados por envíos atrasados, Adamson exclamó: “Si tuviéramos nuestra propia flota, les garantizo que esto no sucedería”. Una exploración del costo de la adquisición de su propia flota abrió los ojos de Dunlow a una nueva y emocionante oportunidad. Numerosos grandes fabricantes de naves se habían retirado durante la crisis económica de la última década. Como dijo más tarde, “si podemos hacer lanzaderas, ¿por qué no podemos hacer naves más grandes?”

Dunlow elaboró un plan de negocios y lo presentó a la junta directiva. Inicialmente, la oposición era fuerte, pero después de un año de debate, la idea fue aprobada por poco. Convencido de que el futuro de la compañía dependía del éxito de la división de artesanía interplanetaria, Dunlow reclutó a algunos de los mejores y más brillantes ingenieros y diseñadores ofreciéndoles aumentos significativos de salarios y opciones de compra de acciones.

En el año 2812, la primera nave de transporte de Crusader, la Júpiter, abandonó las líneas de producción. Al principio, solo usaron la Júpiter para trasladar sus lanzaderas hacia otros mercados, pero no pasó mucho tiempo antes de que se conociera la sólida artesanía de la nave, lo que provocó un aumento en los pedidos. Las ventas aumentaron rápidamente después del primer año y superaron la capacidad de producción de la empresa. Con el cuidado de no repetir el error cometido por Seraphim, Dunlow reinvierte inmediatamente las ganancias en instalaciones de producción adicionales en todo el Imperio. Incluso firmó un nuevo contrato con el ejército para utilizar los transportes para trasladar los vehículos terrestres a las líneas del frente. Para el orgullo de Dunlow, sus naves fueron vitales a la hora de llevar la ayuda del gobierno a través de las áreas del Imperio devastadas por la guerra y a quienes más necesitaban de ayuda.

Mientras tanto, para celebrar el éxito de la compañía, Crusader Industries se convirtió, y sigue siendo hasta hoy, la principal fuente de financiamiento de Angeli´s Angels, la organización sin fines de lucro que salvó a Dunlow de una vida en las calles.

EL PLAN DE CAPLAN

August Dunlow se mantuvo como CEO de Crusader Industries durante casi ocho décadas, retirándose en el año 2876 para dedicarse a tiempo completo a la filantropía. Numerosos CEO’s siguieron sus pasos. Cada uno se comprometió con la promesa de Dunlow de dedicar un porcentaje de las ganancias a organizaciones caritativas, aunque algunos lo hicieron con más entusiasmo que otros.

Crusader nombró a Kelly Caplan como CEO en el año 2905, para sorpresa de los expertos de la industria. La diseñadora de naves por oficio, había trabajado para la compañía desde que había realizado una pasantía en el departamento de diseño cuando estaba en la escuela de posgrado. Ella era una parte importante del equipo que construyó el primer starliner exclusivo de la compañía. Gracias en gran parte a su diseño innovador, el lanzamiento de la nave de la clase Génesis fue un gran éxito, y en poco tiempo la mayoría de las principales compañías de transporte estaban usando naves Crusader. Por un breve momento, tomarse unas vacaciones se denominaba “ir a una cruzada”. Sin embargo, muchos accionistas no estaban seguros de sí ella tenía la visión para los negocios que le permitiera dirigir la empresa. No fue solo la singularidad de la experiencia lo que asustó a algunos; aún más alarmantes fueron sus ideas radicales sobre cómo reformarlo.

En el año 2911, Caplan convenció a la junta directiva de Crusader de comprar un gigante de gas de baja masa y sus tres lunas en el Sistema Stanton de la UEE. Caplan estaba convencida de que las celosías de plataformas flotantes construidas por el ejército en el planeta serían un lugar ideal para ahorrar créditos en la construcción de sus enormes embarcaciones. Ella tenía razón. Después de consolidar las operaciones allí, Crusader supuestamente ahorró un 40% en el backend. Una parte significativa de esos ahorros se transfirió al consumidor, mientras que también brindaron un mayor apoyo a las organizaciones caritativas.

A pesar de sus éxitos, el mandato de Caplan como CEO de Crusader no ha estado exento de controversia. Un plan para alentar a otras compañías a establecer puestos de avanzada en las tres lunas de Crusader (Cellin, Daymar y Yela) se consideró en una decepción debido a que las reglas eran demasiado costosas. Recientemente, la compañía también fue criticada cuando un grupo de vigilancia independiente demostró que las estadísticas de crimen de Crusader no eran precisas. Aunque desde entonces la compañía ha revisado sus protocolos para abordar el problema, está claro que vigilar y proteger un planeta entero y sus tres lunas ha resultado más difícil y costoso de lo esperado.

En la actualidad, Crusader permanece en la cima de la lista de compañías que brindan donaciones caritativas. El bien que ha habilitado en todo el imperio es innegable. Sin embargo, algunos críticos han cuestionado si podría venir algo mejor si la empresa redujera sus gastos caritativos para proporcionar una seguridad más estricta. Un experto calificó los crecientes costos de seguridad de Crusader como “la mayor amenaza financiera para el futuro de la compañía”.

Después de casi un siglo y medio de éxito, impulsado en parte por su disposición a adaptarse, uno se pregunta si Crusader necesita otra idea radical para ayudarlo a superar su último obstáculo, y si la compañía volverá a encontrar un rumbo que le permita volar sin problemas.

Para obtener más información de Crusader Industries o el Lore de Star Citizen, puedes dirigirte hasta nuestro Foro, donde encontrarás un gran lugar para conversar sobre el Universo de Star Citizen o su modo Campaña Individual Escuadrón 42, además de interactuar con los miembros de la Corporación Interestelar Chile e iniciar un nuevo tema/debate de tu interés o ver algún post creado por los integrantes de nuestra comunidad.

PROGRAMA DE REFERENCIA: Tienes ganas de iniciarte en el apasionante Universo de Star Citizen, o en su modo campaña Escuadrón 42, registrare en la web de Roberts Space Industries y suma 5000UEC (monedas del juego) ingresando el siguiente código STAR-SLJT-ZXV7 en el proceso de registro.

TAGS / ETIQUETAS.