4 views
0

La historia del sistema castra podría ser un espejo de la relación de la humanidad con el Imperio Xi’an. Descubierto en el año 2544, solo 14 años después que la humanidad tuvo su primer encuentro con los Xi’an, Castra fue terraformado para uso militar. A medida que las tensiones con el imperio Xi’an se relajaron, también lo hizo la presencia de los militares en el sistema. Hoy, Castra es principalmente un centro comercial, aunque ciertas áreas se han mantenido bajo control militar y listas para actual en cualquier momento.

Castra es un sistema simple que contiene dos planetas orbitando una impresionante estrella azul-blanca. El sistema fue descubierto por exploradores de UPE que exploraban sistemas cerca de la Línea Perry en busca de puntos de salto no descubiertos. Después de la exploración inicial, los primeros informes señalaron que el sistema era “poco destacable” desde una perspectiva astronómica, pero los altos mandos militares comprendieron de inmediato su importancia estratégica como punto de partida en el conflicto con el Imperio Xi’an. El sistema se llamó Castra, por el antiguo término romano que usaban los militares para mantener una posición defensiva, y la terraformación de su segundo planeta comenzó inmediatamente.

Décadas mas tarde, el sistema se vio empujado al frente del conflicto cuando se descubrió el punto de salto entre Casta y Oya que poseía una floreciente colonia del Imperio Xi’an. A medida que el financiamiento del gobierno inundo el sistema para mejorar sus defensas y su infraestructura militar, rápidamente pasó de ser un mero puesto preparatorio a un punto focal de la guerra fría con el Imperio Xi’an. Incluso se construyó una gran plataforma orbital para dar soporte a las naves capitales y los bombarderos de largo alcance, que siempre estaban listos para atacar el espacio controlado por el Imperio Xi’an, en caso que se diera la orden. La estación ha sido desmantelada y comprada por Crusader para formar parte de su red comercial StarLiner en el sistema.

En el año 2789, la UEE redujo su huella militar en el Sistema Castra. Después de dos siglos de control estricto, al público se le permitió ingresar al sistema. La decisión fue, y sigue siendo para algunos, una decisión controvertida. Una minoría de burócratas militares y políticas de élites creen que el sistema sirve mejor al Imperio como un puesto militar dedicado (y solitario).

Tras la conversión de Castra, las empresas se asentaron en masa para aprovechar la infraestructura excepcional del sistema y por los bienes inmuebles asequibles. En este punto, eso convierte a Castra en el principal destino de los transportistas que buscan descargar materias primas u obtener ganancias. Recientemente, el gobierno de Castra ha presionado para aumentar el turismo en el sistema en un intento de diversificar sus industrias.

CASTRA I

El primer planeta del Sistema Castra carece de una atmósfera o de cualquier materia prima que valga la pena. Aún así, los humanos se dieron cuenta de que Castra I era bueno para una cosa: Usarlo para las prácticas de tiro. Llamado “Bulls-Eye” por la marina de la UEE, este mundo muerto fue utilizado por los bombarderos durante la guerra fría. Hoy en día, la forma en que la estrella se refleja en su superficie, irradia las marcas de viruela de Castra I, lo cual probablemente se lo más interesante de este planeta.

CASCOM – CASTRA II

Solo Castra II es adecuado para la habitabilidad humana. El ejercito de la UEE designo al planeta como el Comando Castra, que se simplifico a Cascom, un nombre no oficial que se ha mantenido, para consternación de algunos políticos actuales. Los militares terraformaron el planeta los más rápido posible. Algunos científicos incluso afirman que fue demasiado rápido, lo que sugiere que la velocidad de escalada a la que se preparó Cascom es la culpa de su pronunciada capa de nubes.

Los militares querían construir una posición defensiva ideal, por lo que cavaron en la cima del Monte Ulysses para construir la ciudad de Sherman, lo que la convierte en una zona magníficamente segura e impresionantemente hermosa. Esta ciudad fortificada, situada sobre las nubes, se ha ganado el sobrenombre de “Isla en el cielo”. Al ver a Sherman por primera vez, el Almirante Kumasi Klein dijo: “Es la ciudad de mis sueños. Pintoresca y protegida por grandes armas de fuego “.

Como Sherman estuvo bajo el control del gobierno durante siglos, sigue siendo un excelente ejemplo de arquitectura patrocinada por el estado. Cuando el monumentalismo fue defendido por Imperator Messer V, el horizonte de Sherman fue actualizado para reflejar el estilo. Hoy en día, la arquitectura histórica de Sherman sigue siendo una de las principales razones para visitar la ciudad.

Desde que los militares abrieron el sistema a ciudadanos y civiles, Sherman ha buscado definir su propia identidad cultural. Durante siglos, vivir en Castra II fue una tarea, no una elección. La gente de todos los rincones del Imperio pasó bastante tiempo aquí, pero pocos echaron raíces. Cuando el sistema se abrió, la industria se convirtió en el nuevo residente más obvio del planeta. Aunque compañías como Kruger Intergalactic inyectaron nueva vida al planeta, hicieron poco para darle una nueva identidad entre las masas de otros mundos imperiales.

Todo cambió en el año 2833 cuando el planeta eligió al presidente Andre Novoselov. El presidente Novoselov trabajó estrechamente con la comunidad empresarial para atraer a más residentes a Sherman. Durante años, las empresas tuvieron dificultades para encontrar suficientes empleados para cubrir los puestos de trabajo disponibles. Juntos, lanzaron campañas promocionales pro-Sherman en planetas alrededor del Imperio. Una de esas campañas resucitó el seudónimo “La isla en el cielo” y contó con la imagen icónica de la ciudad de la cima de la montaña, sobre la capa de nubes que brota de contaminación lumínica de las ciudades de abajo. Por primera vez, el Imperio vio a Sherman como algo más que un puesto avanzado militar o un parque industrial. La esperanza del presidente Novoselov de ver a Castra II ganar representación en su vida, pero lamentablemente su transición de presidente a gobernador planetario nunca se concretó, y el planeta aún no se ha ganado su escaño senatorial.

El empuje del presidente Novoselov para poblar el planeta funcionó. A medida que llegó más gente, también lo hizo una amplia variedad de industrias de servicios para satisfacer la creciente demanda. Sherman se convirtió en un crisol de tiendas de alta gama, restaurantes y hoteles, entremezclados con negocios dirigidos a trabajadores de clase media y obreros. En muchas partes de la ciudad, las personas con trajes diseñados y aquellos con botas con punta de grafeno compran, cenan y viven en la misma parte de la ciudad.

Recientemente, los bienes inmuebles baratos y las vistas panorámicas de Cascom se han convertido en un popular hogar para los jubilados. En un esfuerzo por atraer a una multitud más joven, Sherman ha promovido su hermosa ubicación en la cima de la montaña como el principal destino de deportes extremos del verso. Durante un tiempo, el parapente sobre las nubes fue extremadamente popular hasta que numerosos aficionados a este deporte aterrizaron en instalaciones militares y obligaron a la ciudad a prohibir su práctica. Incluso si se ha prohibido el parapente alrededor del Monte Ulises, hay más que suficiente temor y aventura esperando a cualquiera que visite Castra II.

Fuente.

Programa de Referencia.

Tienes ganas de iniciarte en el apasionante universo de Star Citizen, registrare en la web de Roberts Space Industries y suma 5000uec (monedas del juego) ingresando el siguiente código STAR-SLJT-ZXV7 en el proceso de registro.

TAGS / ETIQUETAS.